miércoles, 28 de noviembre de 2007

No hay que ser malpensados!

Espero que no se ofenda nadie y que, al contrario, algunos os riáis con el PPS que me ha llegado hoy y he pasado por Slidecast:

Una de las cosas más tristes de hacerse mayor es que se empieza a pensar mal de todo, ¿o no? Y, esté o no justificado, creedme que la verdadera sabiduría consiste en conservar el alma de niño y ver el mundo con ojos puros!!!

1 comentario:

Lu dijo...

¿Por qué nos íbamos a ofender...?
Es un ejemplo de que el hablante siempre espera ver cumplidas sus expectativas en la conversación.

Está clarísimo que todas las preguntas conducen hacia una respuesta que no se da, lo cual va creando una cierta tensión.

Curioso, pero nada ofensivo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...