lunes, 15 de octubre de 2007

Características de los cursos de nivel Superior

Para la
revista New Routes que publica Disal, -la mayor distribuidora de libros para la enseñanza de idiomas extranjeros de Brasil-, Pedro Navarro, asesor didáctico de la Editorial EDELSA, ha escrito un artículo que me ha parecido sumamente interesante: ¿En qué consiste un dominio eficaz en lengua española?
Pedro Navarro responde a esta pregunta ilustrándola con ejemplos de Dominio -Curso de Perfeccionamiento de la misma Editorial, en el que he tenido la satisfacción de colaborar con las hermanas Dolores y Natividad Gálvez- y resumiendo las características de los alumnos que se matriculan en este tipo de cursos:

1. Los estudiantes del grupo presentan un desarrollo desigual de saberes, destrezas y habilidades.

2. Son estudiantes con un alto grado de autonomía y un perfil de aprendizaje ya definido.

3. Muestran interés por diversos aspectos culturales y sociales de la lengua meta.

4. Conocen (o deberían) un amplio espectro de léxico, fraseología y géneros discursivos.

5. Tras años de estudio, se distinguen (o deberían) por una alta adecuación gramatical.

6. Son capaces de realizar acciones análogas a las de los hablantes nativos.

Sólo tengo una pequeña objeción que hacerte, Pedro, y es que añadiría el paréntesis (o deberían) al punto 6... De vez en cuando nos llegan alumnos que deben de creer en la ciencia infusa y no hacen ningún esfuerzo por relacionarse con nativos, consultar páginas de Internet hispanas y leer o escuchar español fuera del horario de clase, cuando -y ya lo he repetido muchas veces- ni el mejor de los manuales es suficiente para tener un verdadero "dominio" del idioma!!!

9 comentarios:

Lu dijo...

Salvo por tu objeción, pensaría que son estudiantes "ideales". Tienen lo que todo profesor desearía de sus alumnos (conocimientos, autonomía...)

En fin, enhorabuena por los materiales.

Leonor Quintana dijo...

Tienes razón, Lu y es que es completamente diferente de enseñar en la enseñanza obligatoria.
La mayoría -sobre todo en este nivel- son personas adultas, cultas y que estudian el idioma por puro placer intelectual.
Aun así, muchos no se dan cuenta de que estudiar una L2 es como aprender a tocar un instrumento musical; no basta con saber la teoría y poder leer las partituras, sino que hace falta coger el instrumento entre las manos y practicar constantemente!

María Páez dijo...

Pues me da penilla que alumnos así, tan competentes a veces tengan pereza como dices de visitar webs y relacionarse con nativos. En las clases con inmigrantes es al contrario a veces, es decir, todas las ganas del mundo de relacionarse con nativos pero pocas oportunidades. Ellos no son tan competentes porque no son estudiantes tan avanzados pero van desarrollando sus estrategias.
Un saludo y apunto ese material en el cajón de recursos.

Leonor Quintana dijo...

María, el artículo de Pedro Navarro habla del estudiante de nivel C1-C2. Por mi parte, reconozco que toda mi vida he enseñado en Grecia y tengo -quiera que no- un cierto modelo de alumno en mente, pero a mí lo que me extraña es que -según dices- sean alumnos inmigrantes los que no tienen oportunidades de relacionarse con nativos... Si es así, algo va muy mal en nuestra sociedad!!!

María Páez dijo...

Yo no tengo experiencia con ese tipo de alumnos, pero ahí está lo bueno de la blogosfera, aprender de la experiencia de los demás :)
Lo que sucede es que si trabajan con otras personas de su mismo idioma no lo usan, viven con personas de su mismo idioma y el ocio, cuando lo tienen, es en sus comunidades. Yo espero que conforme avance su vida aquí eso cambie, pero ellos se quejan, es difícil "hacer amigos" sin ser turista adinerado.
Un saludo

Leonor Quintana dijo...

Pues evitar la construcción de nuevos "ghettos" es mucho más urgente que implementar tal o cual innovación pedagógica y -por lo que veo- los que os dedicáis a enseñar español a inmigrantes, aparte de enseñarles el idioma, tendéis puentes de comunicación... Mi más sincera felicitación!!!

Mª Isabel González dijo...

Bueno, yo no trabajo con "inmigrantes", sino que lo hago con "residentes" y las quejas son las mismas que expone Maria. La verdad es que es un fenómeno curioso y que para muchos puede ser incomprensible porque, en teoría, viven en un entorno de inmersión pero en realidad no es así. En fin, creo que el problema a la hora de entablar relaciones con los nativos no es tanto si se tiene dinero o no, es más bien una cuestión de entorno. No sé, supongo que uno tiende a juntarse con la gente con la que se siente más reconfortado. Yo me pregunto si desde las instituciones se hace lo suficiente por integrar a la gente. Mi gran preocupación siempre es la misma cómo conseguir que mis alumnos se integren o entablen relaciones con españoles pero todavía no sé cómo hacerlo. En fin, sigo pensando aunque no sé si está en mi mano.
Saludos :D

Leonor Quintana dijo...

Interesante comentario, Maribel!
Personalmente, no espero gran cosa de las instituciones... Por otra parte, los seres humanos somos "pelín" complicados: Ya sabréis que vivo en un entorno mayoritariamente ortodoxo. Con frecuencia voy a una misa en inglés en la Catedral Católica de San Dionisio, donde la mayoría de los fieles son inmigrantes de origen filipino. Pues bien, cuando el cura dice eso de "daos fraternalmente la paz", se dedican a saludarse cariñosamente entre ellos y me hacen sentir completamente desplazada :-(
En fin!!!

María Páez dijo...

¡Qué interesante todas las ideas que habeis sacado!
Bueno, además de que como dice Leonor el comportamiento humano es muy complicado quizás se me acaba de ocurrir puede influir también la edad, ¿no creeis? Incluso si nos mudamos de ciudad es más dificil sumergirse en ella con la edad, aunque quizás es una percepción mía.
Gracias por la enhorabuena Leonor, pero estos son experimentos un poco locos, aunque a mi me encantan no sé si los resultados serán muy buenos. A ver.
Un saludo.e

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...