lunes, 30 de abril de 2007

Prohibida la Gramática

No creo que siga publicando con asiduidad, pero hoy he visto en Planeta Educativo una entrada de Desde mi tarima presentado algunas herramientas que no me resisto a probar. Y, como uno de los temas de discusión más conflictivos en Formespa es el uso de la Gramática en las clases de ELE -prueba de ello es su inclusión en "la Debatidora" del blog Hispamundo -, quería lanzar una pregunta con la esperanza de que no sólo los profes de ELE sino los de Lengua o de cualquier L2 se animen a contestar:
¿Por qué esa fobia a la Gramática?

Prohibida la Gramatica

Alguien dijo que aprender un idioma es como aprender a conducir... Puedes saberte el Código de Circulación de memoria, pero a conducir se aprende conduciendo!

No lo niego, pero creo que es necesario conocerlo para evitar accidentes!!!

Tampoco creo que la mente de los adultos funcione exactamente como la de los niños cuando adquieren la L1 de una manera inconsciente y natural -sobre todo, cuando no están inmersos en esa L y el tiempo de exposición a la misma es muy reducido- y la Gramática es una gran ayuda. Presentarla, eso sí, de forma inductiva o deductiva dependerá de varios factores que se podrían analizar...

10 comentarios:

Lu dijo...

¡Cómo me alegra que te decidas a postear, aunque con la advertencia de que no lo vas a hacer asiduamente!

Creo que existen muchas razones por las cuales la gramática despierta fobias en algunos alumnos.

Enseñar gramática per se es cosa de otras épocas. Por suerte, hoy en día, se enseña la lengua en contextos comunicativos. Claro que el nuevo enfoque también hace necesaria la gramática para explicar ciertos usos.
Como siempre, está en manos del profesor introducir los conocimientos teóricos para mejorar la práctica, es decir, el uso de la lengua.
Cuando los alumnos descubren que la gramática es útil, se interesan por ella.

Mª Isabel González dijo...

Qué bien! Me sumo a la alegría de Lu :D y a sus comentarios. Yo también creo que si presentas la gramática como algo útil que les va ayudar a mejorar su aprendizaje y la planteas de una forma amena, a lo mejor, los alumnos la ven con otros ojos...:D

Leonor Quintana dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios!

Lo que no me explico es el porqué de la fobia a la gramática entre los propios profesores...

merche dijo...

Me alegro saludarte en tu casa.

Con respecto a la gramática, creo que su conocimiento básico es necesario (para jugar hay que conocer las reglas del juego). Pero es muy importante el apunte que haces con respecto a la inmersión del alumn@. El alumnado inmigrante aprende antes o simultáneamente el lenguaje de la calle, lo oye y utiliza determinadas expresiones. El estudio de la gramatica le aclara a veces el galimatías en el que se desenvuelven.

También he observado que dependiendo de su país o cultura de origen, te demandan ellos mismo dicho estudio. Por ejemplo, hay un abismo, en muchos sentidos y en este en particular; entre los alumnos del este europeo y digamos, el resto (por no señalar a ninguno en particular). Estos alumnos se beben la gramática, porque están acostumbrados a su estudio en su lengua materna.

¿Y los profes? ¿Miedo, inseguridad, o piensan que es más "moderno" que los alumnos les peguen patadas a la gramática? Creo que otro tanto le pasa a la enseñanza de la ortografía.

Un besazo.

Leonor Quintana dijo...

Muchas gracias, Merche, por participar!
Realmente tienes razón y la lengua materna del alumno, así como el tipo de educación formal que hayan recibido en ella son determinantes.
Yo tengo mis teorías, pero siempre he enseñado a grupos monolingües... Sería realmente interesante tu opinión sobre si eses alumnos que se beben la gramática son asimismo más competentes para comunicarse o no.

Besos.

Mercedes González. dijo...

Debo confesar que la mayoría de la procedencia del alumnado con el que llevo trabajando desde hace años no es precisamente del Este de Europa. Mi centro, ubicado en una zona marginal de Málaga, está inmerso en la colonia de subsaharianos más grande de la ciudad. También, asiste alumnado magrebí. Este es el grueso que forma la clase. Sin embargo, cada año llega algún alumn@ del Este. Y curiosamente observo la misma facilidad para asimilar la gramática como para comunicarse de formaa correcta, haciendo uso de la misma, y siempre con su diccionario en mano.

Con respecto a demandarte el propio alumnado el estudio de la gramática creo que tiene más que ver con el nivel instrumental o de estudios que posea el alummno en cuestión, y normalmente coincide en que el nivel que traen los alumnos del Este suele ser superior a los magrebíes y subsaharianos, aunque hay excepciones.

Bueno, no me enrollo más.
Un besote.

P.D: Postea de vez en cuando. No te lo tomes como una obligación sino como un placer del que podamos disfrutar gente como yo.

Francisco Herrera dijo...

Eh, por fin de vuelta. No sabes cómo me alegra tenerte de nuevo en mi lector de feeds. Como he estado un poco desconectado no he visto esta entrada hasta hoy.

La gramática, ummmm. No sé. Fobia, lo que se dice fobia, no es que le tengamos los profesores de español, pero un poco de manía sí que le hemos ido cogiendo en los últimos años ¿no? Me imagino que es como todo, si abusas, pagas las consecuencias. De todos modos me parece que en general todo el mundo tiende a equilibrar la cosa con bastante sentido común. Me parece que lo natural sería tratar la gramática como una destreza más, importante pero no única.

Leonor Quintana dijo...

Pues me parece fantástico, Francisco, pero a mí a veces me cuesta encontrar ese equilibrio entre centrar la clase en aspectos gramaticales y saltársela a la torera...

No oculto que a mí me encanta y que me encuentro más cómoda explicando sutilezas del lenguaje que bailando salsa o cocinando ceviche, por ejemplo, que es lo que se lleva ahora en Grecia para atraer clientela!

Un abrazo.

nenitadeparma dijo...

A mí también me alegra que toques este tema. Tengo dos tipos de alumnos: los adictos a la gramática y los que se olvidan de ella. Los primeros necesitan de una estructura para entender el español (son irlandeses), necesitan entender qué están leyendo y cómo organizar lo que aprenden. Los segundos son viejecitos que están deseando aprender a conversar, en este sentido son más prácticos. Tanto unos como otros creo que terminarán aprendiendo aceptablemente español básico.
Un saludo

Leonor Quintana dijo...

Μuchas gracias por el comentario.

¿No sería lo ideal que todos conjugasen la reflexión teoríca con las ganas de practicar?

Pero, bueno, es lo que hay...

Saludos cordiales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...